Portland, Oregon, Estados Unidos

Portland, Oregon, Estados Unidos
Datos básicos [1]
Población: 609.456 habitantes
Superficie: 376 km2
Densidad: 1.621 habitantes por km2

 

El liderazgo de EEUU en la certificación LEED de edificios y en infraestructuras para la bicicleta

Por Brian Holland y Juan Wei

La ciudad de Portland ha creado e implementado estrategias para reducir la emisión de gases de efecto invernadero en los próximos 20 años. A principios de 1990, se convirtió en la primera ciudad de EEUU en adoptar una estrategia integral de reducción de dióxido de carbono. En 2001, el condado de Multnomah (el más poblado de 36 condados de Oregón) y la ciudad de Portland (sede del condado de Multnomah y la ciudad más grande de Oregón) aprobaron su plan de acción local conjunta sobre el calentamiento global.

En 2009, el condado de Multnomah y Portland adoptaron un plan de acción por el clima (PAC) actualizado con categorías ampliadas para las acciones y los objetivos de reducción más rigurosos. El plan identifica 93 medidas de acción en 8 categorías para alcanzar sus objetivos de reducción de emisiones, que van desde la recolección residencial de restos de comida a la expansión del tranvía y sistema de tren ligero.[2]

Gracias a un fuerte liderazgo gubernamental, la formulación de políticas basadas en la información científica lleva mucho tiempo practicándose en Portland. Para evitar las consecuencias catastróficas del cambio climático, la ciudad estableció sus más recientes objetivos de reducción de emisiones, haciendo referencia al conocimiento científico del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC). Portland adoptó un objetivo de reducción de emisiones del 80% en 2050, con un objetivo intermedio del 40% en 2030. En línea con las recomendaciones del IPCC de 1990 se estableció como el año de referencia para el objetivos de reducción.[3]

La expansión de opciones de transporte

Portland ha desarrollado un amplio conjunto de políticas y programas para alcanzar sus ambiciosos objetivos de reducción de emisiones. Algunas medidas son anteriores a la preocupación por el cambio climático, pero ofrecen herramientas importantes en esta lucha. Ya en la década de 1970, Oregón adoptó una política de uso de la tierra en todo el estado para prevenir la expansión urbana mediante el establecimiento de límites al crecimiento urbano. Guiados por esta política, se alentó a las ciudades a desarrollar barrios urbanos más densos, preservando al tiempo las tierras de cultivo y la naturaleza. Este exitoso tipo de política preparó el terreno para una serie programas eficaces de reducción de gases de efecto invernadero en Portland.[4]

Con un enfoque en su desarrollo que tiene como objetivo proporcionar opciones de transporte accesibles para las personas dentro de los límites de su ciudad, Portland ha hecho de la expansión de tranvías y sistemas de metro ligero una prioridad en las últimas décadas. Desde 1990, Portland ha añadido a su sistema de transporte cuatro líneas principales de metro ligero (con una quinta en construcción) y el tranvía de Portland. Actualmente, está a punto de concluir la construcción del primer puente multimodal de la nación vedado a los automóviles privados, por el cual circularán bicicletas, peatones y vehículos públicos sobre el río Willamette.[5]

Además, Portland tiene ahora 513 km de vías ciclistas, incluidas 95 km de sendas verdes en los vecindarios; 291 km de carril-bici, pista-bici y ciclo-carriles; y 127 km de carriles exclusivamente para el uso de biciletas. Portland recibió la calificación más alta de la League of American Bicyclists’ (liga americana de ciclistas) por ser una comunidad apta para la bicicleta. Además, la revista Bicycling designó a Portland como la ciudad número uno para bicicletas en EEUU.[6]

Como resultado de estos esfuerzos, los conductores de vehículos de Portland viajan menos millas que los de la mayoría de las otras ciudades de tamaño similar. El uso del transporte público se ha más que duplicado en los últimos 20 años (sumando un total de 100 millones de viajes en 2013), y, hoy en día, al menos 12.000 personas más que en 1990 van todos los días a trabajar en bicicleta en Portland. El 6% de los habitantes de Portland van al trabajo en bicicleta, nueve veces el promedio nacional. Aunque la población de Portland se ha incrementado un 31%, las ventas de gasolina han disminuido un 7% en comparación con 1990.[7]

Una construcción más verde e inteligente

Además de proporcionar más opciones de transporte, Portland ha implementado una serie de programas de eficiencia energética y energía limpia. El fuerte énfasis puesto en la edificación verde ha dado lugar a que más de 180 edificios tengan hoy certificación verde. Los datos de 2012 muestran que Portland tenía más edificios con certificados LEED Platinum que cualquier otra ciudad en los EEUU. La ciudad también está ampliando el uso de la energía solar en sus instalaciones y barrios; el número de sistemas de energía solar ha aumentado de sólo 1 en 2002 a 2.775 en la actualidad.[8]

El programa de eficiencia energética de Portland, el Clean Energy Works (CEW), se inició en 2009 con 500 viviendas piloto. Destinado a reducir el consumo de energía entre un 10% y un 30%, el CEW ofrece a los propietarios de viviendas financiación a largo plazo y bajos tipos de interés para las mejoras energéticas en todo el hogar. Debido a su innovación y éxito, el CEW atrajo 20 millones de dólares del Departamento de energía de EEUU para ampliar el proyecto piloto en un esfuerzo a escala estatal.[9]

El programa ha dado lugar a beneficios en múltiples aspectos. A partir de abril de 2014, más de 3.700 hogares en Oregón habían mejorado su eficiencia energética. Estas mejoras ayudan a evitar más de 5.000 toneladas de emisiones de gases de efecto invernadero cada año, igual a la alimentación de cerca de 500 hogares cada año. Mientras tanto, el programa ha generado 70 millones de dólares en la actividad económica y creado 428 puestos de trabajo.[10]

La escorrentía del agua de lluvia es otro de los retos que enfrentan las ciudades modernas. Al igual que muchas grandes ciudades, Portland tiene un sistema combinado de aguas pluviales y residuales, lo que ha dado lugar a la contaminación de los ríos y arroyos cuando el volumen alto de tormentas hace que el sistema se desborde. Para proteger los ríos y los sistemas naturales, Portland votó para ejecutar una serie de políticas destinadas a promover la construcción de infraestructuras verdes, incluidas todas las nuevas construcciones que se requieren para gestionar el 100% de las aguas pluviales a través de estructuras tales como calles verdes y tejados verdes.[11]

Gracias a estas nuevas políticas y la promoción en curso de techos verdes en la ciudad, una serie de edificios y estructuras en Portland tienen ahora sistemas vivos de techos con vegetación que disminuyen la escorrentía y ofrecen beneficios en términos estéticos, de calidad del aire, de hábitat, y energéticos. Portland es ahora el hogar de más de 390 techos verdes, que cubren casi 8 hectáreas de tejados. La ciudad también ha invertido mucho en infraestructura verde, tales como jardines de lluvia y sistemas de biofiltración (elementos de jardinería destinadas a eliminar los sedimentos y la contaminación del agua de escorrentía superficial), con más de 1.200 instalaciones de este tipo en servidumbres de paso. Portland utiliza toda esta infraestructura verde para gestionar millones de litros de agua de lluvia cada año.[12]

Reciclaje, ahorro de energía y creación de empleos

Portland es también una ciudad líder a nivel nacional en los esfuerzos de reciclaje. Tiene una tasa de reciclaje global del 70% de los residuos residenciales y comerciales. Debido a la adición de un servicio semanal de compostaje de desechos de comida y un cambio a un ritmo bisemanal de la recolección del resto de la basura, la basura residencial llevada al vertedero se ha reducido en más de un 35%, y la colección de materiales compostables se ha más que duplicado.[13]

En un acto de predicar con el ejemplo, Portland también ha estado fijando objetivos más agresivos de reducción de emisiones para sus propias operaciones. A través de mejoras en la eficiencia, incluidos los semáforos, las bombas de agua y de alcantarillado, y los sistemas de iluminación de edificios, la ciudad ha logrado ahorrar más de 6,5 millones de dólares al año en energía, lo que equivale a alrededor del 30% de ahorro en los costes anuales de electricidad de Portland.[14]

Contrariamente a la suposición generalizada de que la persecución de objetivos de reducción de emisiones probablemente frene a la economía local, la experiencia de Portland muestra que las acciones climáticas han reducido el costo de hacer negocios y creado barrios más equitativos, saludables, y habitables. El número de empleos verdes está creciendo en Portland. Más de 12.000 puestos de trabajo en la ciudad pueden atribuirse al sector de las tecnologías limpias, incluyendo la edificación verde, la eficiencia energética y la energía limpia. Portland también es un líder nacional en la fabricación de productos y servicios innovadores en relación a la bicicleta.[15]

Los programas de reducción de emisiones de Portland han tenido éxito. Las emisiones locales de gases de efecto invernadero en 2013 eran un 11% menores que los niveles de 1990 (equivalente a un 32% de reducción per cápita), y los hogares de Portland utilizan ahora 11% menos energía por persona que en 1990. Con todos estos esfuerzos y logros, la ciudad de Portland se convirtió en una de las 16 jurisdicciones locales de EEUU que han recibido el reconocimiento como Climate Action Champion (campeón de acción por el clima) de la Casa blanca en 2014. En el mismo año, Portland estaba entre las 10 ciudades del todo el mundo que recibieron el Premio de liderazgo climático y ciudad C40 por su estrategia Healthy Connected City (ciudad conectada saludable). El premio se otorga a las ciudades de todo el mundo por su excelencia en la sostenibilidad urbana y el liderazgo en la lucha contra el cambio climático.[16]

Pasos adelante

El condado de Multnomah y la ciudad de Portland están en el proceso de examen y revisión de su plan de acción climática de 2009. Partiendo de los éxitos anteriores y la experiencia adquirida, la actualización de 2015 incorpora las recomendaciones para la acción y la equidad social en el proceso de desarrollo.

Para el programa de energía, la ciudad tiene la intención de promover edificios de energía neta cero y el requerimiento de la divulgación del uso de energía para grandes edificios comerciales. Se mantendrá el énfasis en la energía solar y fuentes de combustible bajas en carbono, y se mejorarán los esfuerzos para alentar la adopción de vehículos eléctricos.

Portland ha adoptado una serie de principios de ciudad sostenible para guiar las operaciones diarias de las agencias, los funcionarios y el personal municipales. Además de promover opciones más ecológicas en la contratación municipal, estos principios tratan de equilibrar la calidad ambiental, la prosperidad económica y la equidad social, además de los efectos acumulativos de las decisiones de política y financieros con el fin de alentar a pensar más allá de los costos iniciales y considerar en cambio el largo plazo. Estos principios estimulan la innovación y la colaboración interdepartamental; sirven para involucrar a los residentes y las empresas en la promoción de prácticas más sostenibles; e incluyen medidas en favor de una fuerza de trabajo urbana diversa, garantizando la prestación equitativa de servicios a las comunidades de color y otras comunidades desatendidas.[17]

La ciudad está ahora buscando reducciones de las emisiones globales en términos del ciclo de vida del consumo. Las emisiones del ciclo de vida son aquellas generadas tanto en la producción como en el uso de los productos, desde muebles hasta ordenadores pasando por electrodomésticos. Para ello, Portland ha dado un paso innovador en la medición de sus emisiones en términos del ciclo de vida de los productos generadas a través del consumo en los hogares, los organismos públicos y las empresas. El inventario basado en el consumo reveló que las emisiones de gases de efecto invernadero de Portland son el doble de las emisiones dentro de los límites tradicionalmente medidos.

Portland tiene previsto aumentar sus esfuerzos en esta área y encontrar una forma eficaz de comunicar estos hallazgos a la comunidad local. También hay una necesidad de ayudar a las empresas y los residentes entienden que sus mejores opciones de consumo contribuyen significativamente a las emisiones mundiales.[18]

Portland reconoce que las ciudades de todo el país y el mundo necesitan colaborar más con el fin de tener éxito en sus esfuerzos para reducir los impactos del clima urbano. En junio de 2014, Portland fue una de las 17 ciudades de todo el mundo en poner en marcha la Alianza de ciudades sin emisiones de carbono, que está comprometida con el logro de metas agresivas de reducción de carbono a largo plazo. La Alianza tiene como objetivo crear una estrategia para que las ciudades principales puedan trabajar juntas en el logro de la reducción de emisiones de la manera más eficaz y eficiente.[19]

Brian Holland es director de programas climáticos en ICLEI–Local Governments for Sustainability USA, y Juan Wei es antigüo fellow de investigación en ICLEI USA.
FOTO PANORÁMICA: tren electrico en a apertura de la línea MAX Orange, en septiembre de 2015 (Sam Churchill) ©

Notas

[1] Datos procedentes de Mike Steinhoff et al., Measuring Up 2015 (Washington, DC: WWF-US and ICLEI USA, 2013). Datos de población referidos al año 2013.

[2]Ayuntamiento de Portland y condado de Multnomah, Climate Action Plan 2009 (Portland, OR: 2009).

[3] Personal del Ayuntamiento de Portland, comunicación personal, agosto de 2014.

[4]Ibid.

[5]Ibid.

[6]Oficina de Transportes del Ayuntamiento de Portland, “Bicycles in Portland Factsheet,” https://www.portlandoregon.gov/transportation/article/407660.

[7] Personal del Ayuntamiento de Portland, comunicación personal, agosto de 2014.

[8] Edificios del Ayuntamiento de Portland y del condado de Multnomah, Climate Action Plan 2009: Year Two Progress Report (Portland, OR: abril 2012); sistemas de energía solar, basado en personal del Ayuntamiento de Portland, comunicación personal, agosto de 2014.

[9] American Council for an Energy-Efficient Economy, Clean Energy Works Portland (Washington, DC: marzo 2011).

[10] Personal del Ayuntamiento de Portland, comunicación personal, diciembre de 2014.

[11] Personal del Ayuntamiento de Portland, comunicación personal, agosto de 2014.

[12] Ibid.

[13]Ibid.

[14] Ibid.

[15]Ibid.

[16] Reducciones de emisiones de Ibid.; C40 Cities, “Portland – Healthy Connected City Network,” www.c40.org/awards/1/profiles/16.

[17] Ayuntamiento de Portland, “2015 Sustainable City Principles, 2030 Objectives,” www.portlandoregon.gov/bps/article/527220.

[18] Personal del Ayuntamiento de Portland, comunicación personal, agosto de 2014.

[19] Ibid.

 

Leave a reply